Evolución del cine en casa

En: Noticias de Acustica En: Comentario: 0 favorite Golpear: 1567

La industria del cine en casa ha evolucionado extraordinariamente en el último medio siglo desde que en la década de los 70 JVC y Sony lanzarán al mercado su VHS y Betamax, respectivamente. Muchos han sido los formatos y reproductores que hemos tenido en nuestra casa: el vídeo, el Laserdisc, el DVD, Blu-ray… algunos coexistieron enfrentándose para imponerse en el mercado, otros fueron adquiridos sólo por los más frikis de la tecnología, pero hoy en día, pocos de ellos persisten como opción para consumir ficción en nuestros hogares.

Nos encanta este mundillo y por eso desde aquí queremos que conozcas los orígenes del cine en casa:

Hace casi 50 años nacieron tres soportes de vídeo que te permitían grabar y reproducir, analógicamente, contenido audiovisual en casa. VHS, Video2000 y Betamax competían por ganarse el mercado del cine en el hogar. Un videoclub en cada esquina con cintas en los tres formatos era lo más habitual en todos los barrios de las ciudades a principios de los 80s, si bien el video2000 pronto quedó descartado debido a la feroz batalla entre JVC (VHS) y Sony (Betamax). Pese a que técnicamente la tecnología de Betamax era superior a la de VHS, no en vano era la utilizada por los profesionales, VHS logró finalmente imponerse tras más de 10 años de coexistencia. Si en 1981 Betamax aún conservaba el 25% de la cuota del mercado, frente al 70% de VHS y el anecdótico 5% de Video200, en 5 años, éste último había desaparecido, VHS mantenía el 92% de la cuota frente al 8% del Beta.

¿Cómo JVC consiguió desbancar al gigante Sony? Estableció una mejor estrategia de comercialización en dos sentidos. Por un lado, logró alianzas más sólidas con las distribuidoras cinematográficas ofreciendo a los consumidores un mayor catálogo de películas que Betamax, sobre todo de la industria pornográfica. Por otro lado, JVC impuso un sistema de licencias de fabricación más flexible que Sony permitiendo a otras marcas fabricar aparatos de videos que salían al mercado a un precio significativamente inferior que Betamax.

Así en 1988, Sony anunció su primera producción de una línea de grabadora en VHS, se rindió, aunque sólo durante una década que es la que VHS permaneció liderando el mercado cómo la principal tecnología en los hogares de todo el mundo.

cine en casa - Home cine

Los 90s fueron sin duda analógicos, pese al nacimiento en los primeros años del Laserdisc, más avanzado, con mejor calidad de vídeo y audio, no logró imponerse al vídeo debido, en gran medida, a su alto coste y a la imposibilidad de grabación casera lo que impidió que se popularizase en lo hogares. Cómo no había muchos aparatos reproductores, las distribuidoras cinematográficas tampoco apostaron por este sistema que quedó relegado a lo anecdótico.

Llegando al siglo XXI, en 1997 comienza la revancha de Sony con el DVD, Digital Versatil Disk, una nueva tecnología que venía a quedarse, a dar el paso de lo analógico a lo digital y a ofrecer nuevas posibilidades al disfrutar del cine en casa. No había que rebobinar, acción que hoy en día ni recordamos; ofrecía el doble de calidad, de resolución visual gracias a su gran capacidad, frente a los anteriores formatos; contenía múltiples pistas de audio y sonido (cada vez más envolvente) en varios canales; e introducía información y contenido anteriormente inexistente. VHS y DVD coexistieron hasta 2007, cuando el VHS dejó de venderse oficialmente en todo el mundo, quedándose para el reducto de coleccionistas.

A diferencia del Laserdisc, DVD sí contó con el apoyo de la industria cinematográfica y de la televisión, sólo así pudo imponerse al anterior formato analógico. Aunque el lanzamiento, o mejor dicho los lanzamientos, de las Play Station, orquestados estratégicamente por Sony, han tenido también mucho que ver en el éxito del DVD.

En los últimos 10 años hemos asistido al nacimiento de nueva tecnología para el cine en casa que si bien sí tiene adeptos no ha contado con la popularidad del VHS o del DVD. Nos referimos al Blu-ray y el HD-DVD, que han protagonizado su propia guerra de formatos. La pugna esta vez ha sido corta, unos 2 años, con victoria del formato del láser azul. La resolución, 1920 x 1080 píxeles, es 5 veces mayor que la presente en los DVD, por muy High definition (HD), y el salto en calidad de imagen, enorme. La transición hacia la alta definición se vio, asimismo, acelerada por un detalle: comenzaron a llegar nuevos televisores, tras años estancados y plenamente compatibles con todos los formatos, con lo que esa supremacía tecnológica era más que evidente.

Esta batalla está ya acabada. Hoy en día todo evoluciona mucho más rápido ahora lo importante no es el soporte, más bien no existe el soporte. Internet ha acabado con los enfrentamientos entre marcas, tecnologías y soportes imponiendo el streaming, la distribución digital de contenido multimedia a través de la red.

La comodidad siempre gana y la necesidad de poseer físicamente esa película o esa serie para verla en cualquier momento, ha quedado totalmente obsoleta, no es una necesidad real del consumidor. La gran oferta de contenido audiovisual existente en la red a través de plataformas como Netflix o HBO a un coste asequible, comparada con otros proveedores de contenido como la desaparecida Canal +, hoy Movistar, o ONO, ha popularizado el streming o el vídeo bajo demanda. Así es como la industria está superando la piratería, con calidad en las propuestas y a precios asimilables por el gran público. Mientras las grandes ventajas de los nuevos soportes y formatos puedan llegar vía online, a través de plataformas de pago individual (alquiler o compra) y streaming, no habrá grandes avances en la consumición de contenidos.

Netflix

La evolución del cine en casa de la mano de la tecnología nos lleva a preguntarnos más en cómo ésta puede avanzar en la visualización del contenido que en cómo va a ser el formato de ese contenido. Parece que las televisiones en 3D han quedado para el reducto de los más “modernos” sin que haya calado en el  gran público, puede que la realidad virtual se vaya imponiendo de alguna manera, pero lo que sí está claro es que el espectador, el consumidor ha optado por Internet que es donde ahora se brinda la gran batalla.

Recibe los últimos artículos en tu e-Mail

Suscríbete y recibe las mejores ofertas en tu correo

comentarios

Deje su comentario

domingo lunes martes miércoles jueves viernes sábado enero febrero marzo abril Mayo junio julio agosto septiembre octubre noviembre diciembre