¿Cómo posicionar un subwoofer?

En: Aislamiento Acustico - Insonorizacion En: Comentario: 0 favorite Golpear: 6881

¿Cómo posicionar un subwoofer?

Ha llegado mi momento de relajación de la semana. Aprovechando que me acaban de regalar el HOME CINEMA voy a ver de un tirón la última temporada de Juego de Tronos. Las palomitas, la cervecita fresquita, me siento en el sofá, enciendo todo el equipo y… Madre mía. ¡¡¡Qué estruendo!!! No se escucha bien, ¿Esto es la última tecnología en altavoces?¿Para qué tanta tecnología si después casi mejor lo dejo con el sonido de la televisión? 

Si esto te ha pasado, necesitas algunos consejos para sacarle el máximo partido a tu HOME CINEMA. Hoy nos vamos a centrar en el Subwoofer, ese altavoz más grande que tiembla como unos demonios. 

El Subwoofer

Dentro del conjunto de altavoces, el subwoofer es la “caja acústica” destinada a las frecuencias graves

Tiene gran importancia porque básicamente es el encargado de reproducir sin distorsión las frecuencias a las que el resto de altavoces no son capaces de llegar, y reproducir el sonido almacenado en las pistas de audio 1 en los formatos multicanal. En pocas palabras, el subwoofer nos hace vibrar en efectos como explosiones y disparos y, al mismo tiempo, recrea ambientes realistas reproduciendo los sonidos de fondo, de muy baja frecuencia. 

Por ello, si cuentas con un sistema de audio con subwoofer es muy importante que los configures adecuadamente para poder disfrutar de sus ventajas. Sólo así podrás disfrutar de esa recreación de una escena sonora totalmente realista. 

El Home cinema

Pese a que los subwoofers no son tan sensibles a la ubicación como los demás elementos de un HOME CINEMA sí que debemos sacarle el máximo partido optimizando su ubicación en nuestra sala y configurándolo adecuadamente. Tened en cuenta que nuestro cerebro es capaz de posicionar con mucha más precisión la ubicación en el espacio de una fuente de sonido de alta frecuencia, que otra de baja frecuencia. 

Errores al colocar tu Sobwoofer

¿Y dónde lo colocamos? La principal regla insalvable es que NUNCA debe ubicarse en una esquina para evitar una ampliación acústica del sonido. Debéis saber que el sonido que emite un subwoofer va en todas las direcciones, es omnidireccional. Si se sitúa en una esquina, el sonido que sale de la parte trasera de la caja rebota sobre las paredes y se suma al sonido que inicialmente ha salido por la parte delantera.

Esta posición provoca que los graves queden excesivamente reforzados y enturbian el sonido. Si ya lo has colado en una esquina a bien seguro que el sonido suena con más intensidad pero con falta de definición y precisión. Lógico porque se suman dos frentes de onda, separados por un pequeño espacio de tiempo, lo que resta limpieza a la escucha sonora. 

Tampoco debéis colocar el subwoofer por detrás de la posición de escucha debido a la direccionalidad de los graves. Así tampoco lograremos el efecto deseado, ese efecto realista y envolvente. 

Colocar bien el subwofer

Ahora que ya sabemos dónde no colocarlo y porqué, vamos a buscar, en función de nuestro espacio, el lugar más adecuado.

Si lo que queremos conseguir es que el extremo grave se integre totalmente con los sonidos que emanan los dos altavoces principales, el subwoofer debería colocarse en línea de estos altavoces y guardando la misma distancia entre ambos. Pudiera darse el caso de que no fuera posible colocarlo en ese punto intermedio. En ese caso podríamos buscar la línea de uno de los altavoces principales y lo más próximo posible a la otra caja. 

Configurar el sonido

Una vez que hemos encontrado la ubicación perfecta, o al menos idónea, a nuestro subwoofer, es el momento de configurarlo adecuadamente para que la experiencia sea total. 

Esta configuración se debe realizar en dos fases, la primera de ellas, la autocalibración que viene incorporado de serie en nuestro sistema. No olvidéis que si queremos sacarle el mayor partido a nuestro subwoofer y al resto de elementos del HOME CINEMA debemos realizarlo en un momento donde no haya contaminación acústica, en una franja horaria donde exista el menor ruido y siempre cerrando las puertas y ventanas de la sala antes de realizar esta operación. 

El HOME CINEMA cuenta con un sistema interno de autocalibración que va ajustando los diferentes parámetros a través de un micrófono conectado al procesador de audio. 

Por ello es importante, además, en el momento de realizar la autocalibración que la sala esté lo más diáfana posible y con los menos elementos externos. Vamos que si se pudiera realizarse sin mobiliario, cuadros o jarrones, sin personas y con la luz de la sala apagada, la autocalibración sería ideal pero a veces esta situación difícilmente se puede llevar a cabo, por lo que dejaremos la estancia lo más exenta posible. 

Es muy probable que después de haber vaciado la sala, sacado la televisión y hasta el sofá, el sonido no esté totalmente a tu gusto. Tranquilo hay un último paso que puedes realizar para sacarle el máximo partido tu subwoofer y constatar que la inversión ha merecido realmente la pena. 

Lo primero que tenemos que hacer es ajustar el volumen hasta que las frecuencias más bajas lleguen a la intensidad más óptima para el que escucha, es decir, para ti mismo. Posteriormente actuamos en uno de los controles más importantes, el ajuste de fase. Tras la autocalibración estas acciones nos permitirán que todos los altavoces suenen en fase en caso contrario se producirá una atenuación en determinadas frecuencias y una merma evidente en la calidad del sonido. 

Ajustar el subwofer

¿Cómo ajustamos la fase del subwoofer? Muy sencillo. Ponemos esa escena de una película o de una serie que sabemos que nos tiene que hacer vibrar. Cuando esté el momento de máximo apogeo de la misma giramos el control de fase de un extremo a otro para encontrar el punto exacto en el que escuchemos los graves con mayor intensidad. También se puede realizar esta operación con una canción donde los graves tengan gran relevancia para hallar mejor este punto concreto. 

Recuerda las claves: 

· ubicación alejada de las esquinas 

· autocalibración con la menor contaminación acústica posible 

· el ajuste de fase con ejemplo práctico. 

Ahora ya sí, ya tienes tu subwoofer a punto para disfrutar de ese maratón de Juego de Tronos con el que llevas soñando toda la semana.

comentarios

Deje su comentario

domingo lunes martes miércoles jueves viernes sábado enero febrero marzo abril Mayo junio julio agosto septiembre octubre noviembre diciembre